Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Fases del sueño – Estudio del comportamiento y fisiología natural

El sueño, es conocido directamente por científicos y por la sociedad como un estado biológico y funcionalmente necesario, que se da tanto en animales, como en seres humanos compartiendo una serie de características de comportamiento y de la fisiología natural del cuerpo.

No obstante, el sueño no es el hecho simple de cerrar los ojos, dormir y soñar, va más allá que eso y puedes encontrar mucha información sobre el significado de los sueños en la web significadodelossuenos24.com, estando programado por una serie de fases que hace que el cuerpo se mantenga en una posición determinada, así como como movimientos voluntarios específicos, propios de cada una de ellas.

Fases del sueño

Existen dos clases de sueño denominados REM o sueño paradójico y el No REM o sueño de ondas lentas.

Sueño REM (Movimientos oculares rápidos): en esta fase, puede verse el movimiento rápido de los ojos, así como también es característico el movimiento de los pequeños músculos de la cara, la irregularidad en el pulso, así como en la respiración y también en la tensión arterial. Así mismo, en el hombre durante esta fase del sueño, pueden aparecer erecciones peneanas.

Se le llama también sueño paradójico, debido a que se supone que es la fase del sueño con máxima relajación muscular, pero en el que se observa un bajo umbral de alerta, lo que se traduce en un sueño ligero según las ondas de electroencefalograma, demostrando una actividad similar a la vigilia activa.

En esta fase del sueño, es donde la persona logra ver las escenas más “cinematográficas” y reales, a pesar de que a veces no se recuerde con certeza todo el contenido de las mismas.

Sueño No REM: es el sueño de ondas lentas y está conformado por las siguientes fases:

  • N1: anteriormente descrita como estadio 1-NrEM
  • N2: el anterior estadio 2 NrEM
  • N3: es lo que antes se conocía como fase 3 y 4 del sueño, o también sueño profundo, en el que no se observan movimientos oculares rápidos, pero si una posición quiescente y lentitud tanto del pulso como de la respiración, así como de la presión arterial y un menor estado de alerta ante algún estímulo externo.

Por otro lado, en el sueño NrEM pueden apreciarse ensoñaciones, que son descritas por la persona como sensaciones agradables o desagradables.

Si embargo, para conseguir identificar ciertamente cada una de las dos fases del sueño, se requiere el registro de forma simultánea del electroencefalograma o un electromiograma de músculos axiales, comprobando así en qué fase está cada cierto tiempo.

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *